Manga Gástrica

Este procedimiento fue desarrollado inicialmente como un primer paso del cruce duodenal, para aquellos pacientes con riesgos quirúrgicos importantes. Gracias a sus buenos resultados, hoy en día la realizamos como único procedimiento. Es una cirugía totalmente restrictiva con bajo porcentaje de complicaciones y escasa mortalidad.
Su principal efecto es la reducción de los niveles de Ghrelina, hormona responsable de la estimulación del apetito y además inhibe la acción periférica de la insulina ocasionando la resistencia insulínica.

Entre sus ventajas está la de extirpar las dos terceras partes del estomago evitando algunos inconvenientes de otras operaciones, como el Bypass Gástrico, que deja abandonado el estomago aislado impidiendo la investigación endoscópica futura de la vía biliar principal, en caso de requerirse. Igualmente, la incidencia de fístulas es menor que en otras técnicas, si bien hay una línea de sutura, no hay anastomosis y especialmente las fístulas gastrogástricas que pueden ocurrir en el Bypass, ya que no hay estomago remanente.

Otra de sus ventajas es la de no ocasionar riesgos de mala absorción o deficiencias de vitaminas, como ocurre con otras cirugías.

Su única desventaja es que la pérdida del sobrepeso que se logra con este procedimiento es menor que el que se logra con el Bypass Gástrico (50-60%), a largo plazo.

Indicaciones:

  • Paciente con alto riesgo quirúrgico con severas co-morbilidades.
  • Pacientes de edad avanzada (mayor de 60 años).
  • Pacientes súper-súper obesos (IMC mayor de 60 años).
  • Adolescentes con obesidad mórbida.
  • Pacientes con IMC entre 35 – 50, que no aceptan o no desean otro procedimiento.
  • Como primer procedimiento de un Switch Duodenal.
  • Pacientes que requieren de un segundo procedimiento quirúrgico (transplante de cadera, riñón, hígado).
  • Pacientes bajo tratamiento con anticoagulantes por periodos prolongados.