Bypass Duodeno-Yeyunal

La cirugía metabólica representa una nueva opción para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2, que hasta hace poco era considerada una enfermedad sólo para tratamiento médico.

La cirugía metabólica se origina a partir  de la cirugía bariátrica o cirugía para la obesidad mórbida. Existen dos procedimientos quirúrgicos: El bypass gástrico en “Y” de Roux y el bypass duodenal-yeyunal.  Este último consiste en excluir el duodeno y el segmento proximal del yeyuno (primera parte del intestino delgado) del tránsito de los alimentos,  haciendo que los mismos lleguen de una manera más rápida a la posición más lejana del intestino (porción distal).

Esto ocasiona la liberación de las hormonas intestinales (incretinas), que estimulan la producción de insulina en el páncreas y disminuyen la producción de la glucosa a nivel hepático, con  lo cual se logra la regulación de la insulina y de la glucosa, con mejoría o incluso remisión completa de la diabetes en el 85 % de los casos. A diferencia de la cirugía bariátrica, la cirugía metabólica puede realizarse en pacientes diabéticos tipo 2, no obesos, con índice de masa corporal (IMC) menos de 30 Kg/m2, ya que el objetivo de la misma es el tratamiento y control de la diabetes, mas no de la obesidad.

Gracias a este nuevo procedimiento, que también puede realizarse en combinación
con una manga gástrica, se abre una gran esperanza para tratar la diabetes, enfermedad que hasta ahora era incurable y de estricto manejo médico.

Con esta cirugía los pacientes no sólo dejan los medicamentos, sino que también evitan la aparición a futuro de las complicaciones habituales de la diabetes, tales como las retinopatías (cegueras), daños renales y vasculares, que comprometen severamente su calidad de vida.

Criterios de selección de pacientes:

• Edad entre los 25 – 65 años.
• Diabetes tipo 2 con menos de 10 años de evolución.
• IMC entre 26-30 Kg/m2.
• Tratamiento con hipoglicemiantes orales (pastillas) o con insulina por un máximo
  de 10 años.
• Estudios específicos: peptido C mayor 1 y anticuerpos antigada negativos.